¿Diente de león para comer? hablamos sobre sus propiedades y formas de uso




Si estabas pensando que los dientes de león eran solo malas hierbas de jardín este artículo va a sorprenderte.
De hecho, la gente ha utilizado esta planta durante varios siglos para ayudar a tratar algunas dolencias. 

El diente de león, como puede verse en la imagen,  es una planta de flores amarillas, tiene hojas lanceoladas con lóbulos triangulares que están generalmente muy cerca del suelo. Crece en muchas partes del mundo. Su sabor es similar al de la achicoria y por esto también se lo conoce como achicoria amarga.

Los botánicos consideran que son hierbas. Se usan las hojas, el tallo, la flor y la raíz del diente de león con fines medicinales.


Propiedades del diente de león:

1- Presencia de antioxidantes:

Los antioxidantes neutralizan los efectos nocivos de los radicales libres. El cuerpo humano produce radicales libres de forma natural, pero estos causan daño al acelerar el envejecimiento o la progresión de ciertas enfermedades.
Los dientes de león contienen betacaroteno, actuará como antioxidante ayudando a proteger las células. La investigación muestra que los carotenoides como el betacaroteno juegan un papel vital en la reducción del daño celular.
Las flores del diente de león también contienen polifenoles, que son otro tipo de antioxidante.


2- Reducir los niveles de colesterol:

Los dientes de león contienen compuestos bioactivos que pueden ayudar a reducir los niveles colesterol.
Un estudio realizado en el año 2010 examinó los efectos del consumo de diente de león en conejos. Encontraron que la raíz y la hoja del diente de león podrían ayudar a reducir el colesterol.


Otro estudio, esta vez en ratones, encontró que el consumo de diente de león redujo el colesterol total y los niveles de grasa en el hígado. Los investigadores concluyeron que el diente de león podría algún día ayudar a tratar la enfermedad del hígado graso no alcohólico relacionada con la obesidad.
Sin embargo, sabemos que sería necesario realizar pruebas en humanos para ayudar a determinar qué tan efectivo podría ser el diente de león para lograr este objetivo específico.


3- Control de la glucemia:

Existe evidencia que sugiere que los dientes de león contienen compuestos que pueden ayudar a regular el azúcar en sangre.
En un artículo publicado en el año 2016, los investigadores estudiaron el efecto fisiológico del diente de león sobre la diabetes tipo 2 y propusieron que las propiedades antihiperglucémicas, antioxidantes y antiinflamatorias del diente de león podrían ayudar a tratarla. Sin embargo, se requiere más investigación para hacer afirmaciones definitivas.


4- Reducir de la inflamación:

En un trabajo científico, los investigadores encontraron que las sustancias químicas presentes en los dientes de león tenían algunos efectos positivos en la reducción de las respuestas inflamatorias. Aunque, es necesario aclarar que los estudios se realizaron sobre células y no sobre personas, por lo tanto deberíamos esperar más investigaciones para poder concluir sobre este punto.


5- Ayudar en la reducción del peso corporal:

Algunos investigadores han propuesto que el diente de león podría ayudar a las personas a lograr la pérdida de peso. Esto se basa en la capacidad de la planta para mejorar el metabolismo de los carbohidratos y reducir la absorción de grasas.
Una investigación en ratones encontró que el ácido clorogénico, presente en los dientes de león, puede ayudar a reducir el aumento de peso y la retención de lípidos. Sin embargo, faltan más pruebas que respalden esta afirmación.


6- Ayudar en la reducción de la presión arterial:

Hay poca investigación que respalde el uso del diente de león para reducir la presión arterial.
Sin embargo, son una buena fuente de potasio, y existe evidencia clínica que muestra que el potasio puede ayudar a reducir la presión arterial (estudio).


7- Colaborar con el sistema inmunológico:

La evidencia sugiere que los dientes de león pueden ayudar a estimular el sistema inmunológico.
Los investigadores han descubierto que los dientes de león presentan propiedades antivirales y antibacterianas. Un estudio encontró que los dientes de león ayudan a limitar la hepatitis B tanto en células humanas como animales in vitro.
Sin embargo, se requiere más investigación al respecto.


8- Reducir el riesgo de cáncer

En este campo las investigaciones son limitadas pero positivas.
Hasta ahora, los estudios han analizado el impacto del diente de león en el crecimiento del cáncer in vitro y han descubierto que puede ayudar a ralentizar el crecimiento del cáncer de colon, de páncreas y de hígado.
Un estudio mostró que el extracto de diente de león puede ayudar a reducir el crecimiento del cáncer de hígado.

Sin embargo, al igual que con otros beneficios potenciales, se requiere mayor investigación.

9- Ayudar a la digestión:

Popularmente se conoce al diente de león como un remedio para el estreñimiento y otros problemas digestivos.
Un artículo que analizó la digestión animal indicó que algunas sustancias químicas presentes en los dientes de león ayudaron a mejorar la digestión.
De todas maneras, se necesita investigación en humanos para probar resultados similares.


10- Mantener la piel sana:

Algunas investigaciones indican que el diente de león puede ayudar a proteger la piel del daño solar.
Un estudio, realizado in vitro sobre las células de la piel, encontró que el diente de león podría reducir el impacto de un tipo de luz ultravioleta dañina.
Se necesita investigación para verificar estos resultados.



Formas de uso del diente de león

Podemos recorrer los jardines en busca de esta plantita o encontrar en el mercado suplementos.

  • En el primer caso deberíamos tener cuidado de donde lo obtenemos, y prestar atención al uso de pesticidas y excrementos animales. 
Lo que suelo hacer es buscarlos en mi patio y luego trasplantarlos a macetas.

  • En cuanto a los suplementos de diente de león o tés y cafés con infusión de raíz de diente de león:  La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) ha reconocido que el diente de león es generalmente seguro para incluirlo en productos alimenticios.

A tener en cuenta: Los datos sobre dosis seguras de suplementos de diente de león son limitados. 

Los suplementos de diente de león pueden causar reacciones alérgicas en algunas personas. Las personas no deben usar suplementos de diente de león si son sensibles a los dientes de león u otras plantas, como la ambrosía, las margaritas, los crisantemos o las caléndulas.


Si te has decidido por obtenerlos de la naturaleza, acá te paso algunas ideas para su preparación:

  • En ensalada (como la que muestro en la imagen de abajo, tiene zanahoria, cebollas, nueces y nuestra querida plantita)
  • En omelette
  • Salteado con ajo y aceite de oliva
  • También puede prepararse vinagre con las flores del diente de león. En este caso hay que lavarlas bien, colocarlas en un frasco de vidrio que tenga tapa hermética y cubrirlas con vinagre. Taparlo y dejarlo por lo menos 10 días en un lugar fresco y oscuro. Pasado este tiempo, habrá que filtrarlo y colocarlo en un recipiente apropiado para poder usarlo como aderezo de ensaladas por ejemplo.





¡Gracias por visitar el blog!




Comentarios

Gabriel dijo…
Felicitaciones por el blog, es de mucha utilidad y los temas son interesantes. Sabía que algunas personas comían diente de león pero no imaginaba sus propiedades ni que había estudios científicos. Gracias!!
¡Hola, Gabriel!
Gracias por tu comentario y por visitar el blog.

Entradas populares