382 días sin comer. Una historia de ayuno extremo



 Sí, es un hecho real pero por favor no lo intentes. Como todos los artículos del blog, este también es a modo informativo.

Se trata del ayuno más prolongado, bajo supervisión médica, que se ha registrado en la historia. El protagonista se llamaba Angus Barbieri y era escocés.

En 1965, Angus, de 27 años, ayunó durante un año y 17 días pero no lo hizo solo. Según los informes, Angus estaba harto de ser obeso y se registró en el Departamento de Medicina de la Universidad en la Royal Infirmary de Dundee con un peso de 207 kg. Le dijo al personal del hospital que estaba listo para cortar con la comida, y los médicos aceptaron monitorear su progreso.

Los médicos de Angus no esperaban que el ayuno durara mucho. Sin embargo, pensaron que un ayuno corto lo ayudaría a perder algo de peso. Para compensar su falta de nutrientes, le recetaron multivitaminas para que las tomara con regularidad, además incluyeron potasio y sodio, así como levadura.

A medida que los días se convirtieron en semanas, la persistencia de Angus aumentó. Él quería alcanzar su "peso ideal" por lo que siguió adelante, para sorpresa de sus médicos.

Angus asistía con frecuencia al hospital y a menudo pasaba la noche. Le realizaban análisis de sangre regulares, los que revelaban que su cuerpo estaba, notablemente, funcionando bien.

Infusiones que bebió Angus durante el ayuno:

  • Té negro
  • Café negro 
  • Agua 

Todas las bebidas eran sin endulzar, libres de calorías.

En los últimos meses del ayuno incorporó un poco de azúcar y leche a las infusiones.


Cambios que experimentó debido al ayuno:

  • Su cuerpo comenzó a adaptarse a la falta de alimentos quemando sus propias reservas de grasa para obtener energía.
  • Durante los últimos ocho meses, los niveles de glucosa en sangre fueron consistentemente bajos pero no sufrió ningún efecto adverso como resultado.
  • Iba al baño cada 40-50 días.
  • Alcanzó un peso final de 82,5 kg o 182 libras.
Al respecto se puede consultar un informe publicado en el año 1973, en la revista Posgraduate Medical Journal.

El diario Chicago Tribune, publicó un artículo sobre Angus, él comentó que se había olvidado del sabor de la comida. En su primer desayuno comió un huevo duro con una rebanada de pan y mantequilla, y le dijo a los periodistas: "Disfruté muchísimo mi huevo y me siento muy lleno".

¿Qué pasó luego con su peso?. ¿volvió a recuperarlo o se mantuvo?

Cinco años después de haber terminado con el ayuno prolongado Angus se mantuvo en un peso rondando los 89 kg o 196 libras.


Como te lo advertí al principio no lo intentes en tu casa. El caso de Angus es muy particular, además estuvo en todo momento bajo supervisión médica.


¡Gracias por visitar el blog!


Más sobre el ayuno:

¿Qué es el ayuno intermitente?

¿Por qué no bajo de peso cuando realizo ayunos? Posibles causas.


La dieta que imita el ayuno del Dr. Valter Longo.


El ayuno y sus beneficios. Autofagia, prevención de enfermedades, regeneración celular.









Comentarios

Entradas populares