La diabetes tipo 2 se puede revertir. Lo dice la ciencia.

Un trabajo publicado en la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology, nos habla sobre los mecanismos de reversión de la diabetes tipo 2.

La diabetes tipo 2 es causada por un exceso de acumulación de grasa en el hígado y el páncreas, ahora se empieza a comprender que esto es reversible.
  • En el hígado, el exceso de grasa empeora la respuesta hepática a la insulina, lo que lleva a una mayor producción de glucosa.
  • En el páncreas, las células β podrían tener un mal funcionamiento a causa del estrés metabólico inducido por la grasa acumulada en este órgano.
La respuesta a la insulina se podría mejorar y llegar a la normalidad eliminando el exceso de grasa tanto en el hígado como en el páncreas. Para esto es necesario perder peso de forma drástica, y hacerlo dentro de los primeros años en que es diagnosticada la diabetes. De esta manera se lograrían recuperar las células β del páncreas, a través de la rediferenciación, lo que conduciría a llevar la glucemia a valores normales.
Estas investigaciones han mostrado que el 46% de las personas con diabetes tipo 2 lograron revertir su cuadro clínico a los 12 meses y el 36% a los 24 meses. Todo esto se consiguió a través de la perdida de peso y la eliminación de la grasa visceral.

Este cambio importante en la comprensión de los mecanismos subyacentes de la enfermedad permite una reevaluación de consejos para personas con diabetes tipo 2.


Es momento de sacarse la idea de la cabeza que la diabetes tipo 2 es una condición de por vida, y pensarla como un estado clínico reversible.

Hipótesis:
  • El exceso de calorías durante muchos años conduce a la acumulación de grasa en el hígado y, por lo tanto, a la resistencia a la insulina en el hígado.
  • La resistencia a la insulina hepática inducida por la grasa provoca un ligero aumento en la glucemia en ayunas y desencadena un aumento en la producción de insulina.
  • Debido a que los niveles más altos de insulina estimulan la conversión de carbohidratos a grasas dentro del hígado, se inicia un círculo vicioso.
Además, se postula que el exceso de grasa en el hígado causa un aumento en la exportación de grasa a todo el cuerpo, que puede ser captado por muchos tejidos, incluidas las células β pancreáticas. Se sabe que la grasa disminuye la producción aguda de insulina, lo que eventualmente provoca un aumento de los niveles de glucosa después de las comidas. A su vez, este proceso daría como resultado niveles más altos de insulina y una mayor tendencia a almacenar el exceso de carbohidratos como grasa hepática. Los ciclos continuarían hasta un punto en el que las células β del páncreas se vuelven incapaces de producir suficiente insulina para compensar la resistencia a la insulina. Es importante destacar que, según la hipótesis, estos ciclos se pueden revertir si se elimina el exceso de carga de grasa.

La acumulación de grasa en el hígado tiene un efecto importante en el control de las concentraciones de glucosa en sangre (glucemia) a través de cambios en la sensibilidad a la insulina.


¿Se puede revertir la diabetes tipo 2 de cualquier duración?

El estudio de Counterpoint involucró a personas con diabetes tipo 2 hasta 4 años después del diagnóstico. Sin embargo, fue necesario descubrir el efecto de una mayor duración de la diabetes en la reversibilidad; por lo tanto, el estudio posterior de Counterbalance involucró a personas que habían sido diagnosticadas con diabetes tipo 2 durante 0,5–23 años.
Ningún paciente que había sido diagnosticado con diabetes durante más de 11 años regresó a las concentraciones plasmáticas de glucosa en ayunas no diabéticas. La pérdida del fenotipo especializado de células β (desdiferenciación) es probablemente un mecanismo crucial.

Finalmente, una declaración conjunta de consenso de la Asociación de Diabetólogos Clínicos Británicos y la Sociedad de Diabetes de Atención Primaria ha definido la remisión de la diabetes como:

  • HbA1c.<48 mmol/mol (<6,5%) en dos ocasiones con al menos 6 meses* de diferencia, sin todos los medicamentos antidiabéticos.
Esta definición utiliza el límite internacionalmente definido para la aparición de diabetes tipo 2.
*El intervalo de tiempo para mostrar que la diabetes tipo 2 ya no está presente requiere ser evaluada en futuros estudios.

En resumen:

La diabetes tipo 2 es una condición que se desarrolla en personas que consumen más calorías de las que requieren durante un largo período de tiempo; lo que lleva a un exceso de grasa hepática y pancreática y a la posterior pérdida de control de glucosa en plasma. La susceptibilidad al exceso de grasa parece variar considerablemente entre individuos.
En los primeros años después del inicio de la diabetes, la eliminación del exceso de grasa en el hígado y el páncreas mediante una pérdida de peso intensiva pero alcanzable puede, en muchos casos, conducir a la normalización de la producción de glucosa hepática y a la posible rediferenciación de las células β del páncreas, y la diabetes puede revertirse.
.
¿Me ayudas con la difusión de este artículo? Te invito a compartirlo 😀

Tal vez pueda interesarte este artículo: Jarabe de maíz de alta fructosa y grasa visceral.

Referencia:
Taylor MD, et al. Understanding the mechanisms of reversal of type 2 diabetes.  2019 Sep;7(9):726-736.

Comentarios

Entradas populares