Ayuno intermitente en mujeres. Posibles cambios hormonales. Ciclo menstrual.

Ante el auge del ayuno intermitente como herramienta para la pérdida de peso y la prevención de enfermedades, nos encontramos con una pregunta frecuente:

¿Puede el ayuno afectar a las hormonas implicadas en el ciclo reproductivo femenino?

Existen muy pocos trabajos científicos al respecto. Sin embargo, podemos obtener algunas pistas de las investigaciones que involucran cambios metabólicos y de estilo de vida (peso, ejercicio y restricción calórica), y del entendimiento de las regulaciones hormonales durante el ciclo menstrual.
Sabemos que la ingesta calórica, el ejercicio y el peso pueden afectar a las hormonas implicadas en él.
  • Las formas extremas de restricción calórica, pérdida de peso, ejercicio excesivo (como en el caso de atletas de élite) y deficiencias nutricionales pueden causar amenorrea o períodos irregulares.
  • La restricción calórica, es un factor estresante, y puede modificar la liberación de hormonas sexuales a través del eje hipotalámico-pituitario-gonadal.
Con respecto al ayuno intermitente, podría ser posible que las mujeres que no reciben una ingesta calórica suficiente para soportar el eje hipotalámico-hipofisario-gonadal puedan experimentar menstruaciones irregulares.

Si una mujer ya tiene un peso saludable y no recibe la suficiente energía nutricional para soportar el embarazo, es muy probable que esto le indique al cerebro que interrumpa el ciclo reproductivo. De todas maneras, es poco probable que unos pocos días de ayuno cada mes afecten el ciclo menstrual, aunque podría existir una restricción calórica sustancial.
  • El balance energético negativo o la restricción calórica en niñas también podrían tener un efecto de retraso de la pubertad a través de los efectos sobre el eje antes mencionado.
Aunque quieras o no quedar embarazada, nuestro cuerpo eso no lo sabe, lo que le importa es la supervivencia, de esta forma, interpreta que como mujeres necesitamos tener cierta cantidad de energía y nutrientes, obtenidos de los alimentos y almacenados como grasa, para mantener un embarazo saludable.
Nuestros cuerpos tienen la capacidad de reconocer cuándo estas reservas de energía son bajas y pueden, en esencia, "apagar" nuestros ciclos reproductivos para que el embarazo no ocurra.
Una vez que la mujer recupera peso y/o reanuda una dieta rica en nutrientes, se espera que los ciclos menstruales se reanuden normalmente.
  • Parece simple pero todos estos mecanismos y regulaciones son bastante complejos y requieren de un delicado equilibrio de señales de comunicación entre el cerebro, la glándula pituitaria y los ovarios.
Regulación hormonal del ciclo femenino. Universidad de Navarra. Irala, Gómora.
  • Niveles de estrés
  • Señales externas en el ritmo circadiano (luz/oscuridad).
Estas diversas señales pueden afectar la actividad de la hormona liberadora de gonadotrofina (GnRH). Esta hormona es responsable de la liberación de la hormona foliculoestimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH) en el torrente sanguíneo desde la adenohipófisis.
FSH y LH, una vez liberadas, viajan a los ovarios, estimulan el desarrollo de los folículos (que contienen los óvulos) y la producción de estrógeno y progesterona; y pequeñas cantidades de testosterona.
La GnRH se considera una neurohormona y se libera de neuronas especiales de GnRH en el hipotálamo.

¿Cuánto tiempo se puede ayunar sin que se vea afectado el ciclo menstrual?

Esta pregunta no tiene una respuesta válida y aplicable a todas las mujeres. Existe mucha variabilidad interpersonal.
Lo ideal sería observar como responde nuestro cuerpo al ayuno y empezar por los  ayunos mínimos, primero de 12 hs y luego ir extendiéndolo, pero si vemos que surgen cambios, como ciclos irregulares o amenorreas, será cuestión de suspender los ayunos inmediatamente.
Por otra parte, hay que tener presente que la calidad de la dieta, la ingesta calórica y la cantidad de grasa corporal pueden determinar el impacto del ayuno en la salud reproductiva.

De los pocos trabajos científicos que existen sobre este tema, algunos de ellos han estudiado el impacto del ayuno realizado durante el Ramadán (es un ayuno religioso y prolongado).
Este tipo de ayuno tiene sus particularidades:
Durante el Ramadán, las personas se abstienen de comer y beber diariamente desde el amanecer hasta el atardecer. (No es aconsejable no beber durante los ayunos).
  • Este patrón de alimentación puede afectar los ciclos de hormonas reproductivas tanto directa como indirectamente a través de la interrupción de los ritmos circadianos y los patrones de sueño, especialmente porque abstenerse de comer y beber durante el día va en contra de los patrones alimentarios que apoyan los ritmos circadianos saludables.

  • La interrupción de los ritmos circadianos también se asocia con trastornos del ciclo menstrual. Por ejemplo, las mujeres que trabajan de noche tienen más probabilidades de informar irregularidades menstruales y ciclos más largos.

  • Un estudio realizado con estudiantes universitarias de la Universidad de Ciencias Médicas de Hamedan descubrió que las mujeres que ayunaron durante más de 15 días durante el mes de Ramadán (ayuno religioso) tenían más probabilidades de informar anomalías menstruales (períodos poco frecuentes o perdidos, sangrado anormal o menstruación abundante o prolongada). Estos efectos duraron hasta tres meses después del mes de Ramadán. La mayoría de las participantes eran de peso normal o delgadas.

  • Otro estudio mostró que el ayuno Ramadán en mujeres con síndrome de ovario poliquístico era beneficioso sobre los niveles de hormonas del estrés como el cortisol, con efectos limitados sobre las hormonas reproductivas como la FSH y la LH.

El trabajo nocturno y  la señalización anormal de estrógenos pueden influir en la expresión del gen CLOCK (codifica una proteína implicada en los ritmos circadianos), con consecuencias para la salud reproductiva e incluso para la proliferación de células tumorales de cáncer de mama. Los ritmos circadianos en la división celular protegen nuestro cuerpo de las células cancerosas. La disrupción circadiana ayuda a las células cancerosas a proliferar al permitir que se dividan durante todo el día.

Por estas razones, las mujeres deberían empezar con períodos de ayuno cortos, y que acompañen los ritmos circadianos, respentando las horas de luz/oscuridad.

Por ejemplo: cenar temprano y hacer ayuno nocturno de 12 horas.

 

El ayuno debe evitarse en casos de:

  • Bajo peso
  • Desnutrición
  • Embarazo, lactancia
  • Niños y jóvenes en crecimiento
  • Patologías metabólica (estos casos particulares deben ser evaluados por un médico)
  • Toma de medicamentos (también lo tiene que evaluar tu médico)

Tal vez pueda interesarte lo siguiente:
¿Qué se puede tomar durante un ayuno? Las mejores infusiones.
¿Qué es el ayuno intermitente?
¿Por qué no bajo de peso cuando realizo ayunos? Posibles causas.
La dieta que imita el ayuno del Dr. Valter Longo.
El ayuno y sus beneficios. Autofagia, prevención de enfermedades, regeneración celular.
.
.
Gracias por visitar el blog,


Referencias:
1-Mahnaz Yavangi MD, et al. Does Ramadan fasting has any effects on menstrual cycles? Iran J Reprod Med. 2013 Feb; 11(2): 145–150.
2-Browning JD, et al. The effect of short-term fasting on liver and skeletal muscle lipid, glucose, and energy metabolism in healthy women and men. J Lipid Res. 2012 Mar; 53(3): 577–586.
3-Hui Xu, et al. Obesity as an effect modifier of the association between menstrual abnormalities and hypertension in young adult women: Results from Project ELEFANT. PLoS One. 2018; 13(11): e0207929.
4-Kumiko Ohara, et al. Cardiovascular response to short-term fasting in menstrual phases in young women: an observational study. BMC Womens Health. 2015; 15: 67.
5-Shechter A, et al. Sleep, Hormones, and Circadian Rhythms throughout the Menstrual Cycle in Healthy Women and Women with Premenstrual Dysphoric Disorder. Int J Endocrinol. 2010; 2010: 259345.
6-Draper CF, et al. Menstrual cycle rhythmicity: metabolic patterns in healthy women. Sci Rep. 2018; 8: 14568.
7-Xiao L, et al. Induction of the CLOCK Gene by E2-ERα Signaling Promotes the Proliferation of Breast Cancer Cells. PLoS One. 2014; 9(5): e95878.
8-Thein-Nissenbaum, et al. Menstrual Irregularity and Musculoskeletal Injury in Female High School Athletes. J Athl Train. 2012 Jan-Feb; 47(1): 74–82.
9-Cialdella-Kam L, et al. Dietary Intervention Restored Menses in Female Athletes with Exercise-Associated Menstrual Dysfunction with Limited Impact on Bone and Muscle Health. Nutrients. 2014 Aug; 6(8): 3018–3039.
10-Stickler L, et al. THE FEMALE ATHLETE TRIAD‐WHAT EVERY PHYSICAL THERAPIST SHOULD KNOW. Int J Sports Phys Ther. 2015 Aug; 10(4): 563–571.
11-Thein-Nissenbaum J, et al. Treatment strategies for the female athlete triad in the adolescent athlete: current perspectives. Open Access J Sports Med. 2017; 8: 85–95
12-Heilbronn LK, et al. Glucose tolerance and skeletal muscle gene expression in response to alternate day fasting. Obes Res. 2005 Mar;13(3):574-81.
13-Meczelkalzki B, et al. Functional hypothalamic amenorrhea and its influence on women's health. J Endocrinol Invest. 2014 Nov;37(11):1049-56
14-Martin B, et al. Sex-dependent metabolic, neuroendocrine, and cognitive responses to dietary energy restriction and excess. Endocrinology. 2007 Sep;148(9):4318-33. Epub 2007 Jun 14.
15-Kumar S, et al. Intermittent fasting dietary restriction regimen negatively influences reproduction in young rats: a study of hypothalamo-hypophysial-gonadal axis. PLoS One. 2013;8(1):e52416. 
16-Olson BR, et al. Short-term fasting affects luteinizing hormone secretory dynamics but not reproductive function in normal-weight sedentary women. J Clin Endocrinol Metab. 1995 Apr;80(4):1187-93.
17-Yavangi M, et al. Does Ramadan fasting has any effects on menstrual cycles? Iran J Reprod Med. 2013 Feb;11(2):145-50.

Comentarios

Entradas populares