La dieta que imita el ayuno promueve la regeneración intestinal

La dieta que imita el ayuno modula la microbiota y promueve la regeneración intestinal.

La enfermedad inflamatoria intestinal, que incluye la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, se asocia con inflamación aguda y crónica del intestino. Los factores de riesgo incluyen predisposición genética y factores que alteran la microbiota intestinal, como los antibióticos. Aunque el efecto de la nutrición sobre esta enfermedad sigue siendo poco conocido, las dietas que causan cambios proinflamatorios en la microbiota intestinal se han asociado de manera consistente con la patogénesis.

  • El ayuno periódico y las dietas que imitan el ayuno  han sido efectivas para aumentar la esperanza de vida o como terapia en modelos de ratones para una variedad de enfermedades.
  • Los estudios científicos han demostrado que la dieta que imita el ayuno puede reducir la incidencia de cáncer y la inmunosupresión/inmunosenescencia asociada al envejecimiento, un proceso ayudado por la regeneración basada en células madre hematopoyéticas.
  • Además, estas dietas mejoran o revierten la progresión de la enfermedad en modelos de ratones con esclerosis múltiple, diabetes tipo I y diabetes tipo II. Estudios recientes también mostraron efectos positivos de un ayuno de 24 horas sobre la función de las células madre intestinales en ratones jóvenes y ancianos por una vía de oxidación de ácidos grasos.
  • El equipo de trabajo del Dr. Valter Longo ha llegado a la conclusión de que los ciclos de la dieta que imita el ayuno causan una reducción en la inflamación intestinal, aumentan las células madre intestinales y promueven la expansión de la microbiota intestinal beneficiosa, lo que resulta en mejoras en los fenotipos asociados con la enfermedad.
  • Los resultados muestran que dos ciclos de dieta que imita el ayuno de 4 días seguidos de una dieta normal son suficientes para mitigar algunas y revertir otras patologías o síntomas asociados con la enfermedad inflamatoria intestinal.
  • En contraste con los resultados anteriores, el ayuno solo con agua causa algunos de los efectos producidos por dicha dieta, lo que indica que algunos nutrientes de la dieta contribuyen a los cambios microbianos y antiinflamatorios necesarios para maximizar los efectos del régimen de ayuno.

  • Se ha demostrado que las dietas bajas en carbohidratos y fibras dietéticas disminuyen significativamente los metabolitos fecales protectores contra el cáncer de colon y exacerban la colitis, prolongando los síntomas como las heces con sangre, con la mitigación de los síntomas observados después de cambiar a una dieta basada en plantas y semi-vegetariana. (Russell y col., 2011; Chiba y col., 2016).

  • La dieta que imita el ayuno contiene ingredientes prebióticos basados ​​en ingredientes ricos en fibra utilizados en los ensayos clínicos en humanos (Wei y col., 2017), como oligofructosas, fructo-oligosacáridos y galactomanano, derivados de vegetales que pueden apoyar el crecimiento de cepas probióticas beneficiosas (Gibson y col., 2017; Markowiak y Slizewska, 2017).

El protocolo de imitación de ayuno se basa en décadas de investigación, incluidos varios estudios clínicos.
El contenido bajo en calorías, alto en grasas y bajo en carbohidratos de las comidas hace que su cuerpo genere energía a partir de fuentes no carbohidratos después de que se agoten las reservas de glucógeno. Esta restricción calórica imita la respuesta fisiológica del cuerpo a los métodos tradicionales de ayuno, como la regeneración celular, la disminución de la inflamación y la pérdida de grasa
.
Gracias por visitar el blog.

Referencias:
1-Rangan P, et al. Fasting-Mimicking Diet Modulates Microbiota and Promotes Intestinal Regeneration to Reduce Inflammatory Bowel Disease Pathology. Cell Rep. 2019 Mar 5; 26(10): 2704–2719.e6.
2-Brandhorst S, et al. A periodic diet that mimics fasting promotes multi-system regeneration, enhanced cognitive performance and healthspan. Cell Metab. 2015 Jul 7; 22(1): 86–99.
3-Wei M, et al. Fasting-mimicking diet and markers/risk factors for aging, diabetes, cancer, and cardiovascular disease. Sci Transl Med. 2017 Feb 15;9(377)

Comentarios

Entradas populares